*TLAXCALA CUENTA CON UN SANTUARIO QUE PROTEGE A LOS BURROS*

_*Se ubica en el municipio de Españita y ofrece una increíble experiencia que contribuye a su preservación: Secture_

_*Personas que poseen animales de trabajo deben procurarles condiciones dignas de trato y vida: Coordinación de Bienestar Animal_

El 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Burro, con el objetivo de hacer conciencia sobre la importancia de preservar y proteger esta especie en peligro de extinción, el estado de Tlaxcala cuenta con un recinto que busca su protección y reproducción.

Se trata del Santuario de los Burros, que se encuentra en San Miguel El Piñón, municipio de Españita, que destaca como un refugio vital para estos nobles animales.

Este santuario, que alberga a una población de 200 burros, se ha convertido en uno de los más grandes de su tipo en México.

Iniciado hace apenas 5 años, su misión principal es rescatar a estos equinos del maltrato y el descuido, ofreciéndoles un hogar para vivir en libertad y recibir alimentación y cuidados.

Se ubica en Granja La Esperanza que, si bien se dedica a su protección para garantizar la continuidad de su especie, también busca garantizar su subsistencia de manera sostenible, para lo cual produce leche de burra y elabora jabones.

La Secretaría de Turismo del Estado (Secture) informó que este sitio es un atractivo alternativo para la recreación y el esparcimiento en familia, ya que los visitantes pueden disfrutar de una experiencia diferente al interactuar y alimentar a estos entrañables animalitos.

Además, es una oportunidad para sensibilizarse sobre la importancia de proteger y respetar a esta especie que, si bien ha sido considerada tradicionalmente para cargas de trabajo, ahora sufren las consecuencias de los cambios tecnológicos y de estilo de vida, principalmente, en las áreas rurales.

A propósito de esta fecha, la Coordinación de Bienestar Animal en Tlaxcala (CBA) exhortó a las personas que poseen animales de trabajo a procurarles condiciones dignas de trato y vida.

Recordó que el Artículo 116 de la Ley de Bienestar Animal para el Estado de Tlaxcala establece que, en los casos de animales de carga y tiro, sus cargas no podrán ser excesivas y deberán estar equilibradas.

Además, estos animales no deberán trabajar por períodos de tiempo que rebasen su resistencia o causen dolor, sufrimiento, lesión, enfermedad o muerte, ya que ello se considera un delito.

Con relación a los burros, agregó que estos equinos, que se caracterizan por su carácter tranquilo y su gran resistencia, son habitualmente empleados para actividades de tiro o transporte. Sin embargo, debido a que soportan considerables cantidades de peso, pueden ser objeto de maltrato.